Archivos Mensuales: junio 2009

Los Siete Rayos


 

7rayos

 
 
Para la nueva era, los maestros han dado a la humanidad la enseñanza del poder divino fluyendo a través de nuestra vida, mundo hogar y experiencia para cumplir así la promesa de nuestro amado maestro Jesús.
 
 
 
La invocación del verdadero nombre de dios y el fluir de la energía divina a través de nosotros nos da el poder para encontrar la felicidad y la autorrealizacion física mental y espiritual. Dios es espíritu, Dios es luz.Si tu pasas un rayo de luz por un prisma veras que esta se descompone en varios colores. Dios como luz y Espíritu se divide en siete acciones vibratorias de luz,el cual cada color genera cualidades como el poder, sabiduría, amor, pureza, sanción, suministro y libertad.
 
 
 
Los Siete Rayos Son:
 
AZUL: Protección, día domingo Arcángel Miguel
 
 
 
AMARILLO: Sabiduría, día lunes, Arcángel Jofiel
 
 
 
ROSADO: Amor, día martes,Arcángel Chamuel
 
 
 
BLANCO: pureza, día miércoles, Arcángel Gabriel
 
 
 
VERDE: Sanación, día jueves, Arcángel Rafael
 
 
 
ROJO: Suministro, día viernes, Arcángel Uriel
 
 
 
VIOLETA: Liberación, día sábado,Arcángel Zadquiel

La Felicidad


felicidad776183

Cuando dices, “Quiero ser feliz,” ¿qué significa para ti?
¿Qué es la felicidad? Cuando no estoy atrapado en los enganches del mañana, ni torturado por el pasado, cuando me pierdo y me encuentro en esa singularidad del momento llamado ahora. Donde experimento pasión sin nunca tener que definir “para qué.”
Cuando estoy enamorado y estoy colmado de amor, pero no conozco el nombre del amante; cuando comprendo pero no sé qué he comprendido; cuando tengo una respuesta en mis manos pero no sé a qué pregunta corresponde; cuando estoy lleno y no sé qué es lo que me llena, y no me importa porque no tengo tiempo. Estoy envuelto, completamente inmerso en el momento llamado “ahora”.

Maharaji

 

Las Velas


 

En las noches siderales de las épocas glaciares, cuanto frío, debió sufrir el hombre primitivo para poder superar las largas noches invernales.

        El Fuego y su calor y poderlo reproducir, era para el hombre primitivo como entrar en contacto con la energía del Universo, y ser en parte dios, por ello gracias al fuego se eleva por encima de todos los demás seres vivientes, aproximándose a lo trascendente. Por todo ello es muy comprensible que haya ejercido una gran atracción y suscitado Magias y Fantasías en la mente humana, ejerciendo hoy un encanto, aunque solo sea a través de expresiones menores.

        En algunas regiones, hoy día se encuentran huellas de las grandes ceremonias populares, miles de personas participaban en marchas y ritos, llevando cirios. Las procesiones que se mantienen aún en las costumbres populares, reproducen, aunque sea en una ínfima parte, la relación mágica y misteriosa entre hombre y el fuego.

        En estos tiempos modernos, nos hemos alejado un poco de esas manifestaciones y ritos carentes de utilidad verdadera.

        En magia, los rituales de fuego conservan su valor y sobre todo las Velas, las cuales siguen utilizándose en función de los ritos propiciatorios, para favorecer la concentración y permitirle al hombre mago entrar en sintonía con las energías que deberán ser canalizadas por su poder. Este es el motivo que hace que uno de los accesorios mágicos más empleados sean la Velas.

        Las Velas, deben confeccionarse con pura cera de abeja y predisponerlas con aromatizaciones naturales, respecto de las energías que poseen los colores con las correspondencias planetarias.

 

COLOR DE LAS VELAS Y CORRESPONDENCIAS

Vela Blanca: de la inspiración, aumenta el conocimiento y ayuda a solucionar los casos no resueltos espirituales.

Vela Amarilla: Favorece el amor espiritual y platónico.

Vela Anaranjada y Rojo Clara: favorece la actividad sexual y el amor material.

Vela Roja Intensa: Aumenta la sexualidad primitiva, la animalidad de fuerza y la capacidad de luchar.

Vela Púrpura o azul: Favorable para la meditación y para el contacto con el mundo de los espíritus.

Vela Marrón: favorece la amistad y el éxito.

Vela Celeste: Protege de los peligros, en los viajes y del mal de ojo.

Vela Verde: Ayuda a emprender nuevos trabajos y da seguridad financiera, favorece las nuevas amistades y refuerza las relaciones existentes incluso las de carácter social.

Vela Plata: Actúa contra la envidia y el mal invisible como la Sicobolia (Mal de ojo), y evita los daños de la habladurías.

Vela Oro: Favorece la buena salud, el Éxito, y la fortuna en general.

Vela Negra: Tiene la función de perjudicar.

 

La velas y los Santos

 

Verde: Santa Marta, San Cipriano, San Expedito, Santa Cecilia. 

Amarilla: Virgen de la Caridad, Virgen del Cobre, Santa Ana, San Roque. 

Roja: Santa Bárbara, la Candelaria, San Carlos de Borromeo, Juan del Dominio. 

Azul claro: San Miguel, Virgen de la Milagrosa, La Mano Poderosa, La Virgen de Fátima. 

Azul oscuro: San Antonio, San Ignacio, Negro Felipe, La virgen de la Regla, San Norberto. 

Rosada: Santa Eduvigis, Niña de Atocha, Ánima sola, Virgen de las Mercedes. 

Blanca: Las Ánimas Benditas, Santa Clara, Cristo de Limpias, San Martín de Porres, José Gregorio Hernández, La Virgen de las Mercedes.

Oro: San Juan de los negocios, Juan de los caminos.

Plata: Don Juan del dinero.

Morada: San Lázaro, Ánima de Pica Pica.

Anaranjada: San Martín loba, Uriel.

 

Fuente: http://www.tusiquica.com/

Dr. Wayne Dyer – El Poder de la Intención


El Dr. Wayne W. Dyer, autor de varios libros catalogados por el “New York Times” como “Best Sellers” (“10 Secretos para el éxito” y “Espacio Interior”, entre otros). Nos entrega esta vez un DVD que nos habla acerca de como transformar nuestros pensamientos y deseos en algo tangible, en algo físico que provenga de nuestros deseos más poderosos.

“Cada persona tiene un potencial único, infinito para conseguir lo que quiera… Eso se llama Intención, la intención de lograr todo lo que uno se pone en mente”

Para esto, el Dr. Dyer nos lleva a trave´s de un viaje el cual Experimentamos las 7 Fases de la intención: Creatividad, Bondad, Amor, Belleza, Expansión, Receptividad y Abundancia.

“Cuando cambias la forma en como miras las cosas, las cosas cambian”

Idioma: Inglés
Subtítulos: Español
Duración: 150mins aprox

Considera el cuerpo como algo ilimitado


jimmy4

 Cierra los ojos e imagina que tu cabeza se ha vuelto infinita. Ahora no tiene límites. Sigue y sigue hasta que no quedan límites. Tu cabeza se ha convertido en la totalidad del cosmos, no tiene límites. Si puedes imaginártelo, los pensamientos se detendrán súbitamente. Si puedes imaginar que tu cabeza es infinita, no habrá pensamientos. Los pensamientos sólo pueden existir en una mente muy estrecha. Entre más estrecha sea, mejor será para pensar. Entre más grande sea la mente, más pequeños serán los pensamientos, y cuando la mente se vuelve un espacio total, no queda ningún pensamiento.

Inténtalo. Y estará bien que lo intentes a partir de la cabeza, porque ésa es la base de toda enfermedad. Cierra tus ojos estírate en el suelo o siéntate en una silla y relájate. Mira solamente dentro de la cabeza. Siente las paredes de la cabeza ampliándose, expandiéndose. Si sientes que será muy estremecedor, entonces inténtalo pero más lentamente. Piensa primero que tu cabeza ha empezado a ocupar toda la habitación. Sentirás en efecto tu piel tocando los muros. Sentirás la frescura de los muros que tu piel está tocando. Sentirás la presión.

Sigue moviéndote. Tu cabeza ha traspasado. Ahora la casa está dentro de tu cabeza, luego todo el pueblo se ha metido en tu cabeza. Sigue expandiéndote. En unos tres meses, poco a poco, puedes llegar al punto en el que el sol se levanta en tu cabeza, empieza a moverse en tu cabeza. Tu cabeza se ha vuelto infinita. Esto te dará una libertad profunda que nunca has conocido antes. Y toda la miseria que pertenece a esta mente estrecha desaparecerá. En un estado así, los videntes de los Upanishads podrían decir: ”aham brahmasmi” , “Yo soy lo Divino, soy lo Absoluto”

Osho:tomado de,The Book of Secrets(sin traducir)

Horóscopo Egipcio


Egipcio

En la antigua cultura egipcia, cada día que nacía una persona se le bautizaba con el nombre de un Dios de acuerdo a su regencia.

La astrología egipcia es un sistema global de descripción de la realidad que analiza y clasifica los fenómenos de la naturaleza. Sus teorías son consideradas leyes cósmicas inmutables, aplicables a cualquier plano y manifestación de la vida.

El Universo es un conjunto interdependiente en equilibrio y es tarea del ser guardar esa armonía, derivándose de ello el bienestar, tanto físico como psicológico para la evolución de la persona.

Los egipcios basaron su cronología en un sistema sexagenario. Estos ciclos trabajan en forma circular, al llegar a su punto final vuelven a comenzar iniciando nuevos ciclos que nunca tienen final.

Según los antiguos filósofos, el Metal, la Madera, el Agua, el Fuego y la Tierra constituyen los cinco elementos fundamentales del Universo.

Cada uno de estos elementos posee características especiales que influyen en la personalidad de la gente según nazca bajo uno u otro signo.

Los elementos son muy importantes ya que en cada situación de la vida estos se presentan como material fundamental para sus vidas. Por ejemplo: el agua era esencial para la vida, el fuego para cocer sus alimentos y dar calor con la llama que les iluminaba y calentaba, la tierra para cultivarla, el metal para la construcción de sus armas y la elaboración de sus instrumentos de trabajo, la madera para la construcción de sus viviendas.

El horóscopo egipcio se basa en los ciclos lunares. Al observar los grupos de estrellas en el cielo, los fueron relacionando con los animales, estos a su vez con sus distintos dioses, (cuerpo de humano, cabeza de animal) y les aplicaron las características a sus nativos. Es por esta razón que sus nombres siempre son dos, uno para la nación y el público y otro para su misticismo, y es relacionado, y matemáticamente interpretado por su signo, su dios, su propiedad y su planeta.

Elige el signo correspondiete a tu fecha de nacimiento para conocer las características de tu Horóscopo Egipcio:

HIJOS DE BASET: 16 de enero al 15 de febrero
HIJOS DE SELKET: 16 de febrero al 15 de marzo
HIJOS DE APEP: 16 de marzo al 15 de abril
HIJOS DE PTAH: 16 de abril al 15 de mayo
HIJOS DE ATUM: 16 de mayo al 15 de junio
HIJOS DE ISIS: 16 de junio al 15 de julio
HIJOS DE RA: 16 de julio al 15 de agosto
HIJOS DE HORUS: 16 de agosto al 15 de septiembre
HIJOS DE MAAT: 15 de septiembre al 15 de octubre
HIJOS DE OSIRIS: 16 de octubre al 15 de noviembre
HIJOS DE HATOR: 16 de noviembre al 15 de diciembre
HIJOS DE ANUBIS: 16 de diciembre al 15 de enero

Fuente:  http://zodiaco.wikispaces.com/


RIP Michael Jackson 1958-2009

:’(

Fue un demonio? fue un ángel?

Un niño? un adulto no aceptado?

Un niño abusado? un abusador?

Creo que nunca sabremos la verdad…

lo que sí quedó de él fue el mito…quiso ser Peter Pan

quiso jugar y seguir jugando… quiso ser …nunca lo que fue,

el que cambió el rumbo musical del mundo.

Dios lo llevará junto a sus pares…

Nosotros no lo podemos ignorar fue un grande en lo suyo!

Con respeto

Su

Los chakras – Por Deepak Chopra


 

 

¿Qué es un chakra?

Chakra significa “rueda” en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los C entros energéticos del cuerpo humano. Hay siete chakras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico.

chakra%201La palabra Chakra significa en Sankrist. “La Rueda” y evoca una concentración particular de energía dentro del cuerpo.
Las funciones de estos centros sutiles; presentes en el cuerpo etérico; así como en el astral, serían la acumulación y la distribución de la energía del Universo, así como la función de mediación entre el plano inmaterial y el cuerpo físico. Los rayos de energía penetrarían perpendicularmente; haciéndolos ver como discos inmateriales, flores de lotus, de diversos colores y números variables de pétalos de loto. Por eso la tradición dice que los Chakra parten del Sol.

El aspecto de los chakras dependerá de la evolución del individuo; será lento y poco luminoso en las personas vulgares y muy brillante; en linea ascendente; en aquellos que están habituados a las prácticas espirituales.
En el primer centro vital se maneja: La sexualidad
En el segundo centro vital se maneja: Las emociones
En el tercer centro vital se maneja: El temperamento y las pasiones
En el cuarto centro vital se maneja: Los temores
En el quinto centro vital se maneja: Las ambiciones
En el sexto centro vital se maneja: El intelecto
En el séptimo centro vital se maneja: La espiritualid

Estos chakras se pueden desarrollar por medio de la voluntad y el ejercicio:
El primero se activa controlando las emisiones seminales
El segundo se activa a través del control de las emociones
El tercero por medio de algo hermoso por sus resultados; la humildad
El cuarto por medio de la confianza en sí mismo
El quinto por el desinterés
El sexto por una sólida voluntad y un cumplimiento perfecto de los objetivos y responsabilidades diarias.
El séptimo se desarrolla únicamente cuando los otros seis centros anteriores han sido totalmente reactivados, siendo su desarrollo lento y espontáneo.

Con Reiki, podemos armonizar los Chakras, pues actùa sobre los centros energéticos.

Funciones principales de los chakras:

1. revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
2. provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y

3. transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las chackas1manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la “imagen” que nos hemos formado de aquél a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.

Fuente: http://elmistico.com.ar

EL EGO Y EL MOMENTO PRESENTE – por Eckhart Tolle


05-p

La relación más importante y primordial de la vida es la relación con el Ahora, o mejor aún, con cualquiera que sea la forma que adopte el Ahora, es decir, lo que es o lo que sucede. Si la relación con el Ahora es disfuncional, esa disfunción se reflejará en todas las relaciones y en todas las situaciones de la vida. El ego podría definirse sencillamente como una relación disfuncional con el momento presente. Es en este momento cuando podemos decidir la clase de relación que deseamos tener con el momento presente.
Una vez que hemos alcanzado un cierto nivel de conciencia, es decir, de Presencia (y si está leyendo esto es porque seguramente es su caso) estamos en capacidad de decidir qué clase de relación deseamos tener con el momento presente. ¿Deseo que éste momento sea mi amigo o mi enemigo? El momento presente es inseparable de la vida, de tal manera que nuestra decisión se refiere realmente a la clase de relación que deseamos tener con la vida. Una vez tomada la decisión de ser amigos con el momento presente, nos toca dar el primer paso: mostrarnos amigables con él, acogerlo independientemente de su forma de presentarse. Y no tardaremos en ver los resultados. La vida se torna amable con nosotros. La gente nos ayuda y las circunstancias cooperan. Pero es una decisión que debemos tomar una y otra vez, hasta que aprendemos a vivir naturalmente de esa manera.
Con la decisión de hacer amistad con el momento presente viene el fin del ego. El ego no puede nunca estar en consonancia con el momento presente, es decir, en consonancia con la vida, puesto que su propia naturaleza lo induce a resistir, menospreciar o hacer caso omiso del Ahora. El ego se nutre del tiempo. Mientras más fuerte el ego, mayor es el tiempo durante el cual controla nuestra vida. Casi todos nuestros pensamientos entonces se refieren al pasado o al futuro y el sentido de lo que somos depende del pasado, donde encuentra una identidad, o del futuro donde busca su realización. El temor, la ansiedad, la expectativa, el remordimiento, la culpa, y la ira son disfunciones del estado de la conciencia atrapado en el tiempo.
El ego trata el momento presente de tres maneras: como un medio para una finalidad como un obstáculo o como un enemigo. Analicemos una a la vez, de tal manera que cuando ese patrón se apodere de usted, pueda reconocerlo y decidir nuevamente.
En el mejor de los casos, el ego ve en el momento presente un medio para cumplir una finalidad. Sirve para llevarnos a algún momento en el futuro considerado más importante. Pero el futuro nunca llega salvo como momento presente y, por tanto, nunca es más que un pensamiento en la cabeza. En otras palabras, nunca estamos totalmente aquí porque siempre estamos ocupados tratando de llegar a algún otro lugar.
Cuando este patrón se acentúa, lo cual suele suceder, el momento presente es visto o tratado como si fuera un obstáculo a superar. Es allí donde surgen la impaciencia, la frustración y el estrés y, en nuestra cultura, esa es la realidad cotidiana, el estado normal de muchas personas. La Vida, la cual ocurre ahora, es vista como un “problema”, y todos habitamos en un mundo lleno de problemas que debemos resolver para ser felices, sentirnos realizados o comenzar realmente a vivir (o por lo menos eso creebmos). El problema está en que, por cada problema que resolvemos aparece uno nuevo. Mientras veamos un obstáculo en el momenbto presente, los problemas no tendrán fin. “Seré lo que deseas que sea”, dice la Vida o el Ahora. “Te trataré como tú me trates. Si me ves como un problema, eso seré para ti. Si me tratas como a un obstáculo, seré un obstáculo”.
En el peor de los casos, y esto también es muy común, el momento presente es visto como un enemigo. Cuando odiamos lo que hacemos, nos quejamos de nuestro entorno, maldecimos de las cosas que suceden o han sucedido; o cuando nuestro diálogo interno está lleno de lo que deberíamos o no deberíamos hacer, de acusaciones y señalamientos, entonces nos peleamos con lo que es, con aquello que de todas maneras ya es como es. Convertimos a la Vida en nuestra enemiga y ella nos dice, “si lo que quieres es guerra, guerra tendrás”. La realidad externa, la cual es siempre el espejo de nuestro estado interior, se experimenta como algo hostil.
Una pregunta crucial que debemos hacernos con frecuencia es ¿cuál es mi relación con el momento presente? Después debemos estar alertas para descubrir la respuesta. ¿Trato el Ahora apenas como un medio para llegar a una finalidad? ¿Lo veo como un obstáculo? ¿Lo estoy convirtiendo en enemigo? Puesto que el momento presente es lo único que tendremos, puesto que la vida es inseparable del Ahora, lo que la pregunta significa realmente es, ¿cuál es mi relación con la vida? Esta pregunta es una forma excelente de desenmascarar al ego y de entrar en el estado de Presencia. Aunque la verdad absoluta no está encarnada en la pregunta (en últimas, yo y el momento presente somos uno), es una guía importante hacia el camino correcto. Hágase esa pregunta con frecuencia, hasta que ya no la necesite.
¿Cómo trascender una relación disfuncional con el momento presente? Lo más importante es reconocerla en nosotros mismos, en nuestros pensamientos y en nuestros actos. Estamos en el presente en el momento mismo en que notamos que nuestra relación con el Ahora es disfuncional. Ver equivale al afloramiento de la Presencia. Tan pronto como vemos la disfunción, ésta comienza a desvanecerse. Algunas personas se ríen cuando ven esto. Con el reconocimiento viene el poder de elegir: la posibilidad de decirle “sí” al Ahora y de aceptarlo como amigo.
© Eckhart Tolle
Extracto del Capítulo 7 del libro en español:
Una nueva Tierra
Traducción: Adriana de Hassan

Imagen tomada del blog de Hada saltarina   Gracias!

Gracias Marisa por indicarme esta lectura!

Su