Centrándose en el Hara


 

 “Concentra la energía en el Hara, el punto que está cinco centímetros por debajo del ombligo. Ese es el centro por el que uno entra en la vida y es el centro donde uno muere y sale de la vida. Por tanto, es el centro de contacto entre el cuerpo y el alma. Si sientes una especie de desplazamiento de izquierda a derecha y no sabes dónde está tu centro, esto indica simplemente que no estás más en contacto con tu Hara, así que tienes que crear ese contacto.

Cuándo: Por la noche, antes de dormir/por la mañana al despertar
Duración: 10-5 minutos.

Primer paso: Localiza el Hara
Acuéstate en la cama y pon tus dos manos cinco cm. debajo del ombligo y presiona un poquito.

Segundo paso: ¡Respira profundamente!
Empieza a respirar, a respirar profundamente. Sentirás cómo ese centro sube y baja con la respiración. Siente toda tu energía allí como si te estuvieras encogiendo y encogiendo y encogiendo y existieras allí solamente, como un pequeño centro, como una energía muy concentrada.

Tercer paso:¡Céntrate mientras duermes!
Quédate dormido mientras lo haces; eso servirá de ayuda. Entonces, el centrarse persiste toda la noche. Una y otra vez el inconsciente va y se centra ahí. Entonces, a lo largo de la noche, sin que tú lo sepas, tendrás de muchas maneras un contacto profundo con el centro.

Cuarto paso: Conecta otra vez con el Hara
En la mañana, cuando sientas que ha pasado el sueño, ante todo no abras los ojos. Pon otra vez tus manos allí, presiona un poquito, empieza a respirar, siente el Hara nuevamente. Haz esto por 10-5 minutos y luego te levantas.

Haz lo anterior cada noche, cada mañana. En un plazo de tres meses empezarás a sentirte centrado.

Es muy esencial tener un centro; de otra manera uno se siente fragmentado, entonces uno no está integrado. No es más que un rompecabezas, muchos fragmentos y no una gestalt, no un todo. Es un mal asunto, porque sin un centro, una persona puede demandar pero no puede amar. Sin un centro tú puedes seguir haciendo cosas rutinarias en tu vida, pero no puedes ser creativo. Vivirás al mínimo. El máximo no será posible para ti. Sólo al centrarse vive uno al máximo, en el cenit, en la cumbre, en el clímax, y ésa es la única forma de vivir la vida de verdad.

Por ejemplo, habrá menos pensamientos, porque la energía no se irá a la cabeza, se irá al Hara. Entre más pienses en el Hara, entre más te concentres allí, más encontrarás una disciplina surgiendo en ti. Eso viene naturalmente, no tiene que ser forzado.

Entre más atento estés al Hara, menos tendrás miedo de la vida y de la muerte, porque este es el centro de la vida y de la muerte. Una vez logras sintonizar con el centro del Hara puedes vivir valerosamente. El valor sale de allí: menos pensamientos, más silencio, menos momentos descontrolados, disciplina natural, valor y arraigo, un enraizar”.

Osho: A Rose is a Rose is a Rose
This Is It!
Anuncios

6 pensamientos en “Centrándose en el Hara

  1. Fran

    Llevaba mucho tiempo perdido, sin ilusión ni objetivos. Además de sentir un gran vacío cada vez que me centraba en esta zona en particular.
    Gracias por estos consejos intentaré seguir fielmente. Saludos.

    Responder
  2. Sandra

    Muy buen artículo, intentaré llevarlo a cabo pero sobre todo por mi gran falta de energía, he intentado muchos métodos y un presentimiento me trajo aquí. Saludos… Sandra

    Responder
  3. marcela

    He asistido a una sanación del hara y siento cambios importantes en mi…,hasta la sesión yo no era consciente de todo el daño que me he estado produciendo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s