Nuestro miedo más profundo no es ser inadecuados. Nuestro miedo más profundo es ser poderosos más allá de toda medida. Es nuestra luz la que más nos asusta. Nos preguntamos a nosotros mismos, ‘¿quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, fabuloso?’ En realidad, ¿quién eres para no serlo? Tú eres un hijo de Dios. Fingirte pequeño no sirve al mundo.”
Marianne Williamson

Fuente: Angeles Amor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s