Mantén el cuerpo a distancia


 Tu cuerpo no es otra cosa que existencia venida a ti, existencia que te ha alcanzado. Es la existencia de máxima cercanía a ti, eso es todo. Tu cuerpo no es más que el punto que está más cerca de ella, entonces toda la existencia está ahí; continua extendiéndose. Una vez que tu apego deja de estar ahí, no hay un cuerpo en ti; o, la totalidad de la existencia se ha convertido en tu cuerpo. Tú estás en todas partes.

En el cuerpo, tú estás en algún lugar; sin el cuerpo estás en todas partes. En el cuerpo tú estás confinado a un espacio particular. Sin el cuerpo no tienes confinamiento. Por eso los que han sabido dicen que el cuerpo es una prisión. No es que el cuerpo sea la prisión, realmente, la prisión está en el apego. Una vez tus ojos dejan de estar enfocados en el cuerpo, tú estás en todas partes.

Cada vez que el cuerpo es olvidado, cuando se deja de lado sin saberlo, inconscientemente, se produce disfrute. Mediante el Tantra y el Yoga tú puedes hacerlo metodológicamente. Entonces no es un accidente; entonces tú eres su maestro. Entonces no es algo que te sucede; entonces tienes la llave en tus manos y puedes abrir la puerta cuando quieras. O, puedes abrir la puerta para siempre y tirar la llave; no hace falta cerrar la puerta otra vez.

El disfrute se produce también en la vida ordinaria, pero tú no sabes cómo sucede. El suceso se produce siempre cuando no eres el cuerpo; recuérdalo. Por tanto, cada vez que sientas nuevamente un momento de disfrute, mira conscientemente si eres el cuerpo en ese momento o no. No lo serás. Donde quiera que hay disfrute, el cuerpo no es. No es que el cuerpo desaparezca; el cuerpo permanece, pero tú no estás apegado a él. Tú no estás apegado a él, no estás adherido a él. Has dado un salto fuera.

Puedes haber dado un salto fuera debido a la música, puedes haber dado un salto fuera debido a un hermoso amanecer, puedes haber dado un salto fuera debido a que un niño reía, puedes haber dado un salto fuera porque estabas enamorado. Cualquiera que sea la causa, tú has dado un salto por un momento, fuera del cuerpo. El cuerpo está ahí, pero se ha dejado de lado, no estás apegado a él. Te has echado a volar.

Mediante esta técnica sabes que aquel que está en todas partes no puede ser desgraciado; él está disfrutando, él es disfrute. Por tanto, entre más te confinas, más miserable eres. Expándete, pon tus limitaciones a distancia, y cada vez que puedas deja de lado el cuerpo. Miras al firmamento y las nubes flotan: vete con las nubes, deja tu cuerpo aquí en la tierra. Y la luna está ahí: muévete con la luna. Cada vez que puedas olvidar el cuerpo no pierdas la oportunidad: vete de paseo. Entonces te acostumbrarás a lo que se quiere decir con salir del cuerpo.

Para estar en el cuerpo es necesario poner tu atención en ello. Así que recuérdalo; cada vez que tu atención está ahí, tú estás ahí. Si tu atención está en las nubes, tú estás ahí. Si tu atención está en la flor, tú estás ahí. Si tu atención está en el dinero, tú estás ahí. Tu atención es tu ser. Y si tu atención no está en ninguna parte, estás en todas partes.

Todo el proceso de la meditación consiste en estar en un estado de conciencia tal que tu atención está en todas partes, no hay un objeto para ella. Cuando ella no tiene un objeto, para ti no hay un cuerpo. Tu atención crea el cuerpo. Tu atención es tu cuerpo. Y, cuando la atención está cualquier parte, tú estás en todas partes; el gozo te acontece. No está bien decir que te acontece; tú eres él. Ahora no te puede dejar, es tu propio ser.

Osho: Tomado deEl Libro de los Secretos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s