San Valentín


san_valentin

La tradición del Día del Amor, el 14 de Febrero, es una fiesta en que esposos, amigos y parejas se expresan su amor a través de una carta, de una cena romántica, de un abrazo etc., tiene su origen en la Antigua Roma. Allí, en el siglo III, el Emperador Claudio III, estableció que todo habitante del Imperio debía adorar a 12 dioses y además prohibió toda relación con cristianos.

El que no acatara esas normas iba a ser condenado a pena de muerte. Pese a las medidas anunciadas por el emperador, hubo un sacerdote, Valentino, cristiano durante toda su vida, que desafía la ley y comienza a realizar casamientos entre los jóvenes soldados.

Cuando es descubierto, es arrestado e interrogado por el mismo Claudius II, el que impresionado por la personalidad y la fe demostrada por el santo lo intenta convencer de que se convierta al paganismo romano para así salvar su vida, cuestión que es rechazada por Valentino y, en consecuencia, la muerte es su destino. Antes de ser ejecutado, Valentino realizó un milagro.

El carcelero, sabiendo que el Santo era un hombre de letras, pidió permiso para traer a su hija Julieta a recibir unas lecciones de él, el que le fue concebido.

Asì, ella empezó a descubrir un mundo nuevo mediante la lectura de cuentos romanos, la enseñanza de aritmética y ademés le habló de Dios. Un día, Julieta le preguntò a Valentino “Valentino, ¿es verdad que Dios escucha nuestras oraciones?”, a lo que èste le respondiò: “Si, mi niña. El escucha todas y cada una de nuestra oraciones” y ella comentó: “¿Sabes lo que le pido a Dios cada noche y cada mañana? Yo rezo porque pueda ver. Tengo grandes deseos de ver todo lo que me has contado!” .

Valentino le dijo: “Dios siempre hace lo mejor para nosotros, si creemos en El.” “Oh, Valentino, yo sí creo en Dios”, comentó Julieta con mucha intensidad. “Yo creo.” Después de eso, ambos se sentaron juntos en la sala, cada uno en oración, ella se arrodilló y le apretó la mano a él. De pronto, entró al lugar una intensa luz, una radiante que iluminó la sala y Julieta gritó de jubilo: “¡Valentino, puedo ver, puedo ver!” “¡Gloria a Dios!” exclamó Valentino.

Cuando ya se acercaba la fecha de su muerte, el Santo le escribió una última carta a ella pidiéndole que se mantuviera cerca de Dios y la firmó “De Tu Valentino”. Fue ejecutado el 14 de Febrero del año 270, cerca de una puerta que más tarde pasó a llamarse Puerta de Valentino como una forma de homenajearlo. Fue enterrado en la que es hoy la Iglesia de Praxedes en Roma. Según la leyenda, Julieta, luego del perecimiento de Valentino, plantó un Almendro de flores rosadas junto a su tumba, el que hoy es un símbolo de amor y amistad duradera.

Fuente: http://www.elrancahuaso.cl/

Anuncios

Un pensamiento en “San Valentín

  1. Ginette

    j’adore tes peintures, le choix des couleurs vives, j’aimerai voir ta galerie, je comprend un peu tes poèmes (pas tout) mais je ne sais pas ce qu’il faut faire pour en voir plus ….

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s