La Verdadera Rebelión


elprincipito

 

1. No te identifiques con tus pensamientos/sentimientos


” Si quieres superar la dominación de la mente, destruye toda identificación con ella. Un pensamiento surge dentro de ti;  ¡ no te unifiques con él ! Si te unificas con él, eso le da fuerza; ponte a distancia. Ponte como si estuvieras simplemente al borde de la carretera mirando a la gente pasar. Míralo como mirarías una nube en los cielos lejanos mientras estás de pie abajo, en la tierra.

No te identifiques. No te unas con tus pensamientos. No digas, ‘ Este es mi pensamiento. ‘ En cuanto dices ‘mi’, te has identificado; en cuanto te identificas con ello, toda tu energía fluye hacia ese pensamiento. Es esta energía la que te esclaviza; ¡y es tu propia energía!

No te identifiques. En cuanto comienzas a distinguirte de tus pensamientos, ellos comienzan a perder fuerza y se quedan sin vida, pues no obtienen energía.

2. Espera a que llegue la fisura

” Cuando venga la ira, ponte lejos de ella y observa. Deja que surja la ira; deja que impregne tu cuerpo. Te atrapará por completo. ¡Déjalo! Sólo tienes que recordar un pequeño detalle: no eres tu cólera. No tengas mucha prisa por zambullirte en ella, porque entonces será difícil dejarla .

Mira tu ira, pero manténte firme en un punto: si realmente tienes que responder al hombre que te ha insultado, hazlo cuando la ira haya pasado. En ningún caso debes responder antes.

Al principio esto va a ser difícil, muy difícil. Tendrás que estar muy alerta y en guardia, pero gradualmente se hará fácil. Entre mas distancia creas entre tú y tus pensamientos, más estableces tu control; pero te pones tan, tan cerca de tus deseos que incluso has olvidado que hay distancia entre ellos y tú – que hay una fisura entre los dos.

Empieza hoy. Los resultados no vendrán inmediatamente, porque tu cercanía, tu asociación, han existido durante nacimientos incontables. Asociaciones tan viejas no se pueden romper en un día; esto requerirá tiempo, pero un esfuerzo leve de tu parte producirá resultados, porque ésta es una falsa identificación.

Mientras tu mente sea el maestro, permanecerás como un esclavo. En el momento que te das cuenta de la realidad, la libertad natural se produce. No luches con la mente. Lucha, y la libertad natural no se producirá. Si luchas le das a la mente el mismo status.

Tú luchas con una persona sólo cuando la consideras tu igual. Antes era un amigo, ahora es un enemigo.

El maestro no es tu igual; el maestro está siempre por encima, en los cielos, y el criado está siempre debajo, en el suelo. Cuando eres maestro adquieres la libertad que es natural, y esta libertad es única.

Osho: The Great Path
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s