Archivos Mensuales: febrero 2010

Amando Cada Día



Si sientes que no puedes realmente perdonar a alguien o algo, ponlo en la Luz y pide que Cristo te ayude a soltarlo.

Sabrás que has perdonado de verdad cuando también hayas olvidado lo que estabas juzgando. Vas hacia otras cosas y esa situación o esa persona ya no están tomando energía dentro de tí.

– John-Roger
de: Cumplir con Tu Promesa Espiritual

BAILA COMO SI NADIE TE ESTUVIERA VIENDO.


Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después… Después de terminar la carrera, después de conseguir trabajo, después de casarnos, después de tener un hijo, y entonces… después de tener otro.

Luego nos sentimos frustrados porque nuestros hijos no son lo suficientemente grandes y pensamos que seremos más felices cuando crezcan y dejen de ser niños. Después nos desesperamos porque son adolescentes, difíciles de tratar. Pensamos: “Seremos más felices cuando salgan de esa etapa”.

Luego decidimos que nuestra vida será completa cuando a nuestro esposo o esposa le vaya mejor, cuando tengamos un mejor coche, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando consigamos el ascenso, cuando nos retiremos.

La verdad es que… NO HAY MEJOR MOMENTO PARA SER FELIZ QUE AHORA MISMO.

Si no es ahora, ¿Cuándo? La vida siempre estará llena de luegos, de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices ahora. De todas formas… No hay un luego, ni un camino para la felicidad, la felicidad es el camino y es AHORA… ATESORA CADA MOMENTO QUE VIVES, y atesóralo más porque lo compartiste con alguien especial, tan especial que lo llevas en tu corazón y recuerda que EL TIEMPO NO ESPERA POR NADIE.

Así que deja de esperar hasta que termines la Universidad, hasta que te enamores, hasta que encuentres trabajo, hasta que te cases, hasta que tengas hijos, hasta que se vayan de casa, hasta que te divorcies, hasta que pierdas esos diez kilos, hasta el viernes por la noche o hasta el domingo por la mañana; hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno, o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que justamente ESTE PARA SER FELIZ.

TRABAJA COMO SI NO NECESITARAS DINERO, AMA COMO SI NUNCA TE HUBIERAN HERIDO, Y BAILA COMO SI NADIE TE ESTUVIERA VIENDO.

Fuente: www.laventanita.net

DISOLVER LOS CONFLICTOS


Todos los seres humanos tenemos dos aspectos que mostrar al mundo:

la cara amable, con todas las cualidades y fortalezas que hemos desarrollado, y el aspecto negativo con todos nuestros defectos, fallas de carácter, e innumerables carencias.
A esto habría que añadir que cuando la parte positiva está muy desarrollada, por lo regular también la sombra es muy poderosa.

La ciencia de la felicidad consiste, en saber alinearse para poder obtener lo mejor que cada ser tiene para dar.
Esto se logra solamente cuando somos capaces, de mantener nuestro enfoque, en su lado positivo.

Cuando ocurre lo contrario (percibes reiteradamente sus defectos, no escatimas en la crítica, y rechazas un determinado comportamiento que tú desapruebas) entonces creas la correspondencia exacta para que esa persona descargue en ti toda su negatividad.
Realmente todo depende del lente que tú uses, porque es tu enfoque el que crea las correspondencias.

Tus experiencias siempre responden a una ley cósmica que decreta:
“De lo mismo que tu das, recibes”.

Consideremos por ejemplo el caso de una pareja de enamorados.
Cuando están de novios normalmente los dos se regocijan en las cualidades del otro, y su relación los transporta hasta la cumbre de la felicidad y la armonía. Sin embargo, en el momento en que comienza su convivencia, empiezan a notar los defectos del compañero, y sus atributos positivos fácilmente pasan a segundo plano.

Entonces la polaridad cambia, y se comienza a atraer lo peor que la pareja tiene para dar, naturalmente en detrimento de la felicidad mutua.

Todo conflicto en las relaciones comienza, con el enfoque de la mente, en un aspecto negativo del otro.
La mente juzga, hace su propia interpretació n de lo que ve, y luego condena.

Cuando un patrón mental ha sido creado, la energía fluye en la dirección que se le imprime, hasta devolverse y producir un resultado.
En el caso antes citado las consecuencias serán: perder la paz, y atraer cada vez más sufrimiento.

Con el agravante de que, una vez ese patrón mental queda establecido, será más fácil reciclar desdichas, que cambiar las actitudes ya establecidas.

La crítica y el chisme son un paso más adelante en este proceso de crear conflictos. Cuando la palabra hablada se une al pensamiento negativo, quiere decir que la energía de creación, que hemos emitido, llevará más fuerza. Tarde, o temprano el boomerang que hemos lanzado retornará a su dueño, trayendo consigo una carga negativa, que invariablemente producirá roces, disgustos y molestias.

Te preguntas entonces:
¿por qué nadie me quiere?
¿Por qué mis relaciones están llenas de asperezas y solo recojo incomprensión y agresividad de quienes me rodean?

¡Observa tus pensamientos, y tus palabras!
En tu mente tienes la energía para crear tu realidad.
Si escoges pensar lo peor del otro, atraerás lo peor que él, o ella tiene para dar. Si reconoces sus valores, y te enfocas en ellos, ocurrirán dos cosas, ambas favorables:

1) Te sentirás bien contigo mismo y
2) Esa persona estará abierta para compartir contigo sus tesoros internos.

No olvides que hasta el criminal más empedernido, hasta el ser más abominable, posee una chispa de luz en su corazón.
Concéntrate en reconocer esa chispa, y experimentará s en tu mundo la milagrosa transformació n que solo el poder del amor sabe brindar.

CREER EN LO EXTRAORDINARIO.


En tiempos tan oscuros sólo nos queda tener fe: creer en lo extraordinario.

Creer es crear.

Es extraordinario que la humanidad de a luz por sí misma una nueva conciencia. Se nace por dentro, por eso duele.

Igual de extraordinario es lograr la comunión de los unos con los otros a través del amor. El corazón es el hotel de lujo donde todos estamos alojados como Hijos de Dios.

Es extraordinario creer que el reino del amor es posible. Es imposible que no lo sea.

Si lo podemos creer, está creado. Somos uno con el Creador.

Creer es lo extraordinario

Santiago Pando

Osho


“El templo real es la libertad: Morir momento a momento al pasado y vivir en el presente. Y libertad para moverse, para moverse en la oscuridad, en lo desconocido: ¡Ésta es la puerta a lo divino!”.

Osho, tomado de And the Flowers Showered,

El Poder del Amor



Según las apariencias todo lo lograría el poder pero la experiencia muestra que es el amor el que todo lo puede. Es el amor el que apacigua e ilumina.

Es el amor el que une y el que alegra, es el amor el que acerca y el que cura. Sólo el amor nos hace de verdad hijos de Dios y hermanos de los demás.

Todo lo puede el amor, pero muchos tienen que sufrir serios golpes antes de aprender que el amor está por encima del poder y el poseer. Cuesta aprender que:

“No hay dificultad por muy grave que sea, que el amor no la supere.

No hay enfermedad por muy grave que sea, que el amor no la sane.

No hay puerta por muy cerrada que esté, que el amor no la abra.

No hay distancias por muy extremas que sean, que el amor no las acorte.

No hay muro  por muy alto que esté, que el amor no lo derrumbe.

No hay pecado por muy grave que sea, que el amor no lo redima.

No importa cuán serio sea un problema o cuán desesperada una situación, el amor tiene poder para superar todo esto porque el amor todo lo vence”

Autor:   E. Fox.