8 Poderosas Decisiones.


Hay mucho fuera de tu control, pero…No importa las circunstancias…Siempre puedes adueñarte y tomar control…Tu actitud…Cómo eliges responder…Dar un masaje…Hacer ejercicios…Hacer el amor…Cambio de actitud…¿Cómo te adueñas de tu actitud? (tomar control sobre tus respuestas)…Reducir el estrés y aumentar tu capacidad para manejar el cambio…
1)- En vez de resistir “yo acepto”=Acepta lo fáctico…Acepta lo que es un hecho…Tu estrés aumenta cuando resistes lo que sucede…Al resistir le das poder a aquello que estás resistiendo…Al aceptar recuperas tu poder…Pero no te resignes…Acepta lo que es y cambia lo que está en ti modificar.
2)- En vez de resignarme “yo aprovecho”=Acepta tus posibilidades…Ambición activa por una mejor situación…Aprovecha lo que sí está en tus manos hacer…Aprovecha lo que sí puedes controlar…Aprovecha aquello en lo cual sí tienes ingerencia…Aprovecha eso que te es posible llevar a cabo…¿ qué oportunidades puedes aprovechar?…Sé causa…Ponte en movimiento y decide aprovechar lo que sí está en ti lograr…
3)- En vez de evadir “yo asumo”= ¿Tiene que ver contigo?…Es fácil apuntar hacia afuera…El reto está en asumir lo que es tuyo…Como tú has contribuído a lo que hoy sucede y la oportunidad para cambiar las cosas….Si evades tu responsabilidad, niegas tu poder y tu capacidad para aprender…Cuando asumes lo que te corresponde te adueñas de tu poder…
4)- En vez de solo desear “yo me comprometo”= La forma de tener resultados diferentes en haciendo cosas distintas…Desear algo mejor es necesario pero no es suficiente…El deseo debes de acompañarlo con el compromiso de hacer lo que haga falta hacer…¿qué vas a cambiar?…tus hábitos…Los cambios simples pueden hacer una gran diferencia…¿A qué te comprometes?…¿qué hábitos puedes incorporar en tu vida?…
5)- En vez de preocuparme “yo me ocupo”= El antídoto para tus preocupaciones “Ocúpate”…Ponte en acción…Muévete hacia lo que quieres y está en ti lograr…¿qué caso tiene preocuparte por aquello que escapa de ti?…¿Algo te preocupa?…¿Está en ti hacer algo al respecto?…Pónte en acción…Acepta que eso que escapa de tu esfera de influencia y decide soltarlo para hacerte cargo de las oportunidades que sí puedes aprovechar…Quizá no puedas cambiar tus circunstancias en éste momento, pero sí puedes elegir una actitud que te permita aceptar lo que es…Aprovecha lo que es posible y comprometerte a lograr lo que quieres…y ponerte en acción…
6)- En vez de olvidarme de lo que tengo “yo agradezco”…Cuando te encuentras rodeado de cambios y desafíos es normal que pierdas perspectiva y te desconectes de lo que tienes, en medio del caos corres el peligro de dar por sentado y olvidarte de lo que realmente llena tu vida y constituye tus éxitos y fortalezas…¿De cuántas cosas podrías estar agradecido en tu vida?…La gratitud es un exelente antídoto ante la desesperanza, ya que te permite conectarte con la abundancia y magia de tu vida…El agradecer te permite enfocarte en lo que tienes para continuar abanzando a tu éxito y plenitud…En la gratitud, los miedos se desvanecen ya que has recibido y tienes más de lo que creías, conéctate con ella y no olvides los miles de regalos que has disfrutado en formas de experiencias, amistades, aprendizajes, momentos, oportunidades, amores, talentos, fortalezas, conocimientos…¿Qué podrías agradecerle a la vida en éste momento?…
7)- En vez de desconfiar “yo confío”= ¿Tus problemas son más grandes que tú, o que tú eres más grande que ellos?…¿Crees que tus circunstancias negativas son permanentes, o sabiamente eliges creer que todo se mueve en ciclos?…¿Estás pensando que estás al efecto de las circunstancias, o sabes que tú tienes la capacidad para salir adelante?…¿No te sientes seguro de quienes te acompañan, o decides confiar en el carácter y la capacidad del otro?…¿Confiar o no confiar?…La desición es tuya…
8)- En vez de visualizar en negativo “yo apuesto a ganar”= Si crees que puedes o crees que no puedes, estás en lo cierto(Henry Ford)…Apuéstale al éxito…Ten fé en que todo lo que sucede es por alguna razón…El miedo se alimenta de una proyección mental catastrófica de lo que puede suceder…Enfócate en lo que realmente deseas, tú éxito…No te hablo de simple pensamiento positivo…No es pretender ingenuamente que todo va a salir bien por el simple hecho de pensar que así va hacer…Ya aceptastes la realidad, también identificastes lo que puedes aprovechar de las circunstancias, además has asumido la responsabilidad en el proceso, estás comprometido a la acción y estás ocupándote de lo que es posible, conectado con la gratitud por lo que ya tienes, decides confiar en ti, en el otro, en el proceso, ya lo que queda es Apostar a Ganar!…
Llevá tus decisiones a la acción.-
Anuncios

Un pensamiento en “8 Poderosas Decisiones.

  1. MARINA

    exelente los blogs desde que los encontre ,me encantan leerlos , quiero compartir este con vos Un día decidí darme por vencido…
    renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida.
    Fui al bosque para tener una última charla con Dios.
    “Dios”, le dije. “¿Podrías darme una buena razón
    para no darme por vencido?”

    Su respuesta me sorprendió…”
    -Mira a tu alrededor”, Él dijo.

    “Ves el helecho y el bambú?”
    “Sí”, respondí.
    “Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú,
    las cuidé muy bien. Les di luz. Les di agua.

    El helecho rápidamente creció.
    Su verde brillante cubría el suelo.
    Pero nada salió de la semilla de bambú.
    Sin embargo no renuncié al bambú.
    En el segundo año el helecho creció
    más brillante y abundante
    y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú.
    -Pero no renuncié al bambú.” Dijo Él.
    “En el tercer año, aun nada brotó de la semilla de bambú.
    Pero no renuncié” me dijo.

    “En el cuarto año, nuevamente,
    nada salió de la semilla de bambú.
    “No renuncié” dijo.

    “Luego en el quinto año
    un pequeño brote salió de la tierra.
    En comparación con el helecho
    era aparentemente muy pequeño
    e insignificante.

    Pero sólo 6 meses después

    el bambú creció a más de 100 pies de altura (20mts).
    Se la había pasado cinco años echando raíces.
    Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron
    lo que necesitaba para sobrevivir.

    “No le daría a ninguna de mis creaciones
    un reto que no pudiera sobrellevar”.

    Él me dijo.
    “¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando,
    realmente has estado echando raíces?”
    “No renunciaría al bambú. Nunca renunciaría a ti.
    “No te compares con otros” me dijo.

    “El bambú tenía un propósito diferente al del helecho,
    sin embargo, ambos eran necesarios
    y hacían del bosque un lugar hermoso”.

    “Tu tiempo vendrá” Dios me dijo. “¡Crecerás muy alto!”

    “¿Qué tan alto debo crecer?” pregunté.
    “¿Qué tan alto crecerá el bambú?” me preguntó en respuesta .
    “¿Tan alto como pueda?” Indagué.

    Nunca te arrepientas de un día en tu vida.
    Los buenos días te dan felicidad.
    Los malos días te dan experiencia

    Ambos son esenciales para la vida. Continúa…

    La felicidad te mantiene Dulce,
    Los intentos te mantienen Fuerte,
    Las penas te mantienen Humano,
    Las caídas te mantienen Humilde,
    El éxito te mantiene Brillante
    Pero sólo Dios te mantiene Caminando…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s