Archivos Mensuales: febrero 2011

Conversaciones: Nada sé.


Por Jascha

despertardivino@vtr.net
www.despertardivino.cl

Después de estudiar 13 años de educación escolar y 6 años de carrera universitaria, sentí que sabía muchas cosas y que el mundo estaba a mis pies. La vida no se demoró mucho en enseñarme que nada de lo aprendido me servía para conseguir ser feliz, entender mis emociones, sentirme a gusto conmigo misma, armonizar mis relaciones y encontrarle sentido a la vida.

Entonces quise encontrar respuestas y usando mi intuición y mi mente, comencé a buscar nuevos saberes que me ayudaran a descifrar el laberinto de la existencia. Nuevamente adquirí un montón de conocimientos con los cuales desafié el paradigma que la sociedad que me había entregado.

Un nuevo mundo se abrió ante mí, por un tiempo me sentí emocionada, satisfecha y me llené de orgullo. Creí que ahora sí estaba aprendido lo realmente necesario y sin darme cuenta de mi confusión sentí en mi interior una relativa importancia frente a quienes califiqué como confundidos. Me sentí especial y frente a mi danzaron un sinnúmero de promesas de las cuales pretendí ser humildemente merecedora.

Percibí ángeles revoloteando a mi alrededor, creí en seres avanzados que venían a socorrerme, ensayé herramientas orientales y adquirí originales conocimientos milenarios rescatados por alguien que algún día buscó explicaciones. Me dediqué a trasmitir lo aprendido y algunos me creyeron. Repetí en voz alta verdades leídas, con la misma certeza que antes había adornado mi ego con títulos académicos.

Y de pronto, sin mediar estímulos externos, tomé conciencia de lo vano que se había tornado nuevamente mi camino y me di cuenta que una vez más me había dejado hipnotizar por mi mente tan urgida por saber y explicar. No soy única ni especial, simplemente soy como tú, como aquél, como el árbol y el viento.

Comprendí que el afán por saber es tan absurdo como el de tener cuando el objetivo es el reencuentro con nuestra verdadera naturaleza. Llegar a sólo Ser en el presente parece imposible si se desea conquistar con herramientas concretas.

Nada realmente valioso se puede saber ni tener, el único tesoro que esta vida te puede ofrecer es que consigas darte cuenta que simplemente eres parte del Todo.

Si deseas tener éxito a los ojos de los demás dedícate a acumular. Acumula bienes, belleza, conocimientos, cargos, juventud, consejos. Mientras más acumules más te admirarán algunos y envidiaran otros, pues en este mundo ilusorio, siempre están presentes los opuestos. Hoy te adoran mañana te odian, hoy estás deprimido mañana contento, hoy te sobra mañana te falta, hoy tienes compañía mañana estarás sólo, hoy llueve mañana brillará el sol. 
Si deseas conseguir paz interior, haz de hacer precisamente lo contrario: soltar. Suelta tus expectativas, tus creencias, tus valores, tus metas, tus exigencias, tus deberías. Cada vez que llegues a una conclusión, repítete esto no verdad… Suelta, suelta, suelta…. Desafía diariamente tu mente, de esta forma la tendrás trabajando para ti y no terminarás construyendo una vida que no te agrada para complacerla.

¿Significa esto que debemos renunciar a los desafíos que el mundo nos ofrece? La mera formulación de esta pregunta ya contiene la trampa de un debería. No existen los deberías en el camino de la conciencia. Pues no hay un debería bien obedecido que nos pueda otorgar aquello que tanto ansiamos.

El mundo es hermoso y desafiante, el juego tiene un sentido. Mientras más soltamos, el mundo se vuelve más hermoso ante nuestros ojos, sus habitantes se tornan más interesantes y más atractivos sus desafíos. Con la conciencia que nada de ello nos define, sólo resta disfrutar lo que nos toque o escojamos.

La vida es la amalgama perfecta entre la sorpresa y el resultado de nuestras elecciones. No importa la fuerza que pongamos siempre la existencia terminará por sorprendernos. No importa cuánto lo añoremos sino nos movemos no llegaremos.

¿Te cuento un secreto? Se siente bien esto de irse quedando vacía, se parece tanto a sentirse colmada….

Anuncios

Sanar el Alma…


 

… a veces las respuestas no son las que deseamos, y debemos pedir Amor, Sabidurìa y Entendimiento para aceptar los procesos que nos toca vivir. Pide todas las noches antes de dormir al Arcàngel Miguel que tome tu alma mientras duermes y la lleve a su templo etèrico, a las salas de recuperaciòn del Alma, para sanar las heridas del Alma y enseñarte el camino adecuado, y para que te entrenen en la fuerza, la fe, la voluntad, la autoestima, la comunicaciòn y el poder, que son las cualidades del rayo azul y cristal que rige este Arcàngel.

Recuerda que las cartas sugieren, pero que Tù decides: tu regalo de Dios es el libre albedrìo.

Fuente: http://azules.blogspot.com/

CASITIGRE CASIGATO


INDECISÓN ZOOLÓGICA

Casitigre Casigato estaba muy enojado. Trabajarían los títeres del baúl rojo y él no estaba incluido en ninguna obra. Le habían asignado un papel tonto y aburrido: sentarse sobre la mesa de los premios…¡Claro, si él no era gato porque tenía patas de tigre y no era tigre porque tenía color de gato!

Para colmo, Garabato, el gato negro de ojos verdes y grueso bigote de plata le hacía burla con un cantito:

-Casitigre Casigato,

el que se duerme de a ratos.

Él ya no lo soportaba, pero en el bolso rojo donde vivían no quería hacer escándalo y mucho menos en el teatro.

La última noche antes de la función, Lilibrú la  titiritera los limpió a todos, les pintó los labios y los cachetes a las chicas, los peinó, les acomodó los bigotes y los cepilló con suavidad, como una caricia. Con cuidado los llevó a dormir y al otro día salieron para la Biblioteca donde sería la función.

Lo último que  había escuchado Casitigre Casigato antes de dormir había sido:

-Casitigre Casigato,

el que se duerme de a ratos.

Por suerte pudo dormir bien, pero el enojo y la desilusión por no participar no se le iban. Menos mal que al ver como preparaba Lilibrú la escena se consoló un poco.

Globos, moños enormes de papel metalizado, el cartel que anunciaba el espectáculo con letras verdes y brillantes, una alfombra para los más pequeños, luces multicolores y todos los peluches de la Sala Infantil estaban listos. En el escenario, una bolsa abierta como una boca con los títeres de cada obra. En una de ellas Garabato diciendo:

-Casitigre Casigato,

el que se duerme de a ratos.

Se hizo el desentendido. Lilibrú colocó los libros que se sortearían entre los niños sobre la enorme y antigua mesa. Le encargó que los cuidase. Sabía que podía confiar en él y que el sorteo sería un éxito. Casitigre Casigato sabía oler qué número debía salir para que le tocase uno de historias a quien gustaba mucho de cuentos o a quién le vendrían bien los  libros de poemas.

Comenzó la función, Garabato debía entrar en el primer acto. Antes de hacerlo miró para la mesa y dijo:

-Casitigre Casigato,

el que se duerme de a ratos.

Al instante se le cayó el bigote y se le descosió la cola. Lilibrú tomó en su reemplazo a Casitigre Casigato.

Él estuvo genial. Además, dijo trabalenguas y poemas con muchas letras t¡Cómo lo aplaudieron!

También lo acariciaron al cuidar los libros nuevamente, agradeciéndole su esfuerzo. Después lo vio tan triste a Garabato que lo perdonó así:

-Te perdono Garabato,

vamos a charlar un rato.

Y fueron juntos a tomarse un cafecito.

MARÍA ALICIA ESAIN©2006

 

Oración a San Expedito


Oración a San Expedito

Mi San Expedito de las causas justas y urgentes, intercede por mi junto a Nuestro Señor Jesuscristo, para que venga en mi socorro en esta hora de aflicción y desesperanza. Mi San Expedito tú que eres el Santo guerrero. Tú que eres el Santo de los afligidos. Tú que eres el Santo de los desesperados. Tú que eres el Santo de las causas urgentes, protégeme, ayúdame, otorgándome: fuerza, coraje y serenidad. ¡Atiende mi pedido! (hacer el pedido).

Mi San Expedito, ayúdame a superar estas horas difíciles, protégeme de todos los que puedan perjudicarme, protege a mi familia, atiende mi pedido con urgencia. Devuélveme la Paz y la tranquilidad. ¡Mi San Expedito! Estaré agradecido por el resto de mi vida y propagaré tu nombre a todos los que tienen Fe. Muchas Gracias.

Padre Nuestro, Ave María y Credo.

Que es la “Psicomagia”


Por Alejandro Jodorowsky
 La psicomagia se basa en las siguientes premisas fundamentales:
-Fracasar no existe, en cada fracaso, cambiamos de camino. -Para llegar a lo que eres, debes de ir por donde no eres.
-Llegar a ser lo que uno es, es la más grande felicidad. En toda enfermedad hay: -Una prohibición: Te prohiben ser lo que eres.
 -Una falta de consciencia: Cuando no te das cuenta de lo que eres. -Una falta de belleza, cuando pierdes la belleza enfermas.
Dos ejemplos de psicomagia: “Una persona no creyente va a EEUU y le leen el Tarot: ‘Alguien cerca tuyo va a morir y te va a costar mucho dinero’. Esta persona obsesionada acude a mí y dice ¿qué hago? Cuando hay una predicción no te puedes liberar de ella, tienes que realizarla. El inconsciente acepta la metáfora.
Le digo: Vamos a realizar tu predicción.
 Cierra tu ventana, echa insecticida, una mosca va a morir. ‘Alguien cerca tuyo muere’. Ahora toma un billete de 20 euros y le pones seis ceros, tienes veinte millones, envuelve la mosca en el y entiérralo, así la predicción queda realizada y tú te liberas de ella”.
 “Una mujer me manda un e-mail y me dice: -Mi padre abusó de mí, pero está muerto, ¿cómo me libero de esto? Respondo: Toma una cadena gruesa de hierro de un metro y ve a tu cocina, rompe todos los platos, bandejas, todo… Pensaba que iba a decir que estoy loco mandándole esto, pero me vino del inconsciente.
La mujer me dice: -¡Qué increíble!, esta vajilla era el legado de mi padre.
 -Rompes todo eso, lo entierras y plantas un árbol, porque todo acto de destrucción ha de terminar con algo constructivo”.
 **CUALQUIER PERSONA QUE SE DECLARE PSICOMAGO O PROPONGA CONSEJOS DE PSICOMAGIA ES UN MENTIROSO. LA PSICOMAGIA, AUNQUE TENGA RASGOS HUMORÍSTICOS Y SURREALISTAS, ES UN ??TIL DE TERAPIA EN EXTREMO PELIGROSO. NECESITA A??OS DE ESTUDIO. POR EL MOMENTO SOLO YO, MI HIJO CRIST??BAL SOL Y MI ESPOSA MARIANA COSTA, PODEMOS EJERCER LA PSICOMAGIA. NO EXISTE NINGUNA ESCUELA DE PSICOMAGIA QUE YO HAYA AUTORIZADO. LOS QUE ANUNCIAN ESTA ESCUELA O SON INGENUOS O SON ASTUTOS COMERCIANTES.**

Ruidos ahí abajo


A veces no me puedo dormir.

Me asusta estar solo en mi cuarto pero esta noche pude hacerlo sin ningún problema, hasta ahora. Recién escuché unos ruidos espantosos que venían de abajo. Yo estoy en el primer piso, descansaba en mi cuarto tapado en la cama hasta el cuello cuando esos espantosos ruidos me despertaron. Fui al cuarto de mi madre pero no estaba ahí, mi padre está de viaje así que tampoco puedo contar con él. Después pase por la habitación de mi hermana, entré y no se que este pasando pero ella no estaba. Tal vez esos ruidos las han despertaron y esta abajo.

Pero si es así ¿por qué los ruidos no paran? Parece que se esta librando una guerra justo en mi casa. No se si prender las luces o tantear el camino hasta llegar a las escaleras. No se porque pero siento que hay alguien detrás mío, me parece que respira cerca de mi cuello, no me animo a prender la luz del pasillo y sigo hacia las escaleras.
Los ruidos no se detienen, la planta baja es un campo de batalla. Si, definitivamente hay alguien detrás mío, sentí la suela de un zapato rechinar contra el suelo. Es alguien que trata de pasar desapercibido pero ya lo oí. Llegué a las escaleras, hay luces débiles que vienen de la planta baja. Tal vez son linternas, ¿puede que estén robando? No, nadie seria tan estupido de hacer tanto ruido. No se si bajar el primer escalón o quedarme quieto. Ahí alguien detrás mío acercando su mano hacia mi hombro, son garras siniestras ¿me quieren matar? ¿Tirar por las escaleras? Eso no, no lo voy a permitir. Me toca, despacio me toca. Creo que me muero de miedo… creo que… No!!!!
No podía permitirme morir ahí. Como si nada me di vuelta, sujeté al extraño de la mano y lo empujé por las escaleras. Su mano se me hizo familiar y sus gritos al caer también, esa voz, como la de… ¡mi madre! Encendí la luz del pasillo. Mi hermana salió del baño, miró debajo de las escaleras y enloqueció, comenzó a gritar. Se arrodilló gritando y mirándome a los ojos “¿¡que pasó!?” me dice mientras grita. Bajé con ella las escaleras. Mi asustada hermana se acercó al control remoto del televisor y lo apagó.

Todos los ruidos espantosos terminaron. Recordé cuanto le gusta mirar videos musicales a todo volumen cuando papá no está y también recordé porque pude dormir tan cómodamente; mamá se había quedado a dormir en mi cuarto, junto a mi cama. Mi hermana encendió la luz y llamó desesperadamente por teléfono en busca de auxilio. Yo vi los ojos de mi madre, yo los vi. Ella no iba a esperar al doctor.

Perdón mama…

 

Luciano Gorosito