SE OCEÁNICO….by OSHO


“Nunca pertenezcas a una multitud, no pertenezcas a una nación;
no pertenezcas a una religión, no pertenezcas a una raza.

Pertenece a toda la existencia. ¿Por qué limitarse a las cosas pequeñas?
Cuando el todo está disponible, sólo la gente estúpida se aferra a las cosas pequeñas.

Se oceánico.
Sólo entonces tendrás el sabor de la verdadera vida.
Y una gran gratitud surge, por propio acuerdo.
No hacia nadie en particular, sino hacia este Todo.

Todas estas estrellas, los árboles y las montañas y los ríos
y los océanos y las personas y los pájaros… todo lo que es.
Simplemente se siente una enorme gratitud.

Y cuando abres los ojos con gratitud,
el mismo mundo se vuelve tan psicodélicamente hermoso, tan colorido…
nunca habrías creído que los árboles fueran tan verdes;
nunca lo habían sido, y estos son los mismos árboles.

Que los vientos que pasan a través de los árboles estén creando una música tan sutil ..
siempre han estado creándola, pero eras sordo.
Que amaneceres y atardeceres y la enorme belleza que traen …
te la habías perdido porque estabas ciego.

Tu confianza en la Totalidad abre todas tus sensibilidades al extremo.
Toda esta existencia se convierte en pura danza, pura celebración “.

~ Osho

Anuncios

Un pensamiento en “SE OCEÁNICO….by OSHO

  1. offshore bank account

    Tener una sumisa es tener una mujer que le dará el alma y esta le pertenecerá por toda la eternidad. Es tener una mujer que hará de todo para hacerle feliz, como Dominante, como vainilla, como chocolate o como cualquier otra definición que quiera usar para definirle dentro de ese su microuniverso que le gusta llamar de “dominios”.Tener una sumisa es tener una mujer que su día a día irá a trabajar normalmente y, cuando esté en su presencia, se arrodillará a sus pies e implorará para que usted la humille, la penetre y haga de ella lo que usted quiera, pues usted es el Dueño.Aún así, tras hacer todo eso y hasta algo de más que su imaginación perversa pueda querer, en el fin, cuando esté todo terminado, las velas estén siendo apagadas, el látigo no esté más cortando el aire y ni marcando la piel de ella, en este momento ella mirará a sus ojos con la voz temblorosa y dirá: “Yo le amo demasiado, Dueño. Gracias por hacerme suya!”.Usted con una sonrisa de satisfacción, por haber proporcionado a aquella pequeña criatura un placer que no podría ser traducido en palabras, dirá: “Yo también te amo mucho, mi perrita. Estoy feliz y orgulloso de que me pertenezcas!”.Sí, será así. Uno declarando amor al otro, después de una sesión. De esa forma aún sin adornos lingüísticos usados en los feudos. Sin exibiciones en lugares públicos. Sólo los dos. De la forma más primitiva que puede haber entre un hombre y una mujer. Cuando eso pase, el Dominante tendrá su sumisa. Y la sumisa será de un Dominante.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s