Archivos Mensuales: mayo 2012

Meditación Osho de regreso al utero:


Siéntese en la cama y cierre los ojos. Casi sin propornerselo, adopte la posición fetal. Escuche su respiración: el aire entra y sale , sale … entra… sale….

Sentira que surge un tremendo silencio acompañado de claridad mental. Le parecerá que ha descansado todo el dia en vez de haber trabajado tanto.

Practique esta meditación de diez a veinte minutos. Después, duérmase…

Ritual para ofrecer y recibir nutrición


Nuestro cuerpo es infinito.
No empieza y termina en la piel.
Cada ser comparte nuestro cuerpo.
Cuando disfrutamos de una comida saludable y que satisface nuestros sentidos, todos los seres experimentan regocijo.
Cuando nos nutrimos, otros seres se nutren. Cuando expresamos el deseo de liberación de todos los seres, nosotros y todos los seres se benefician.
Recuerda que para el tantra todos los seres formamos parte de una unidad. El YO en realidad es el todos.
Método:
Antes de cada comida, toma un momento para ofrecer tus alimentos, así como la nutrición y el regocijo derivado de ellos a todos los seres. Cuando estés sentado a la mesa, preparándote para comer, toma un momento para contactar con tus alimentos.
Observa la belleza de lo que vas a consumir
Disfruta el aroma de lo que vas a consumir
Siente el calor o siente las cualidades táctiles de lo que vas a consumir.
Escucha los sonidos asociados a lo que vas a consumir.
Mentalmente ofrece esta nutrición a todos los seres, repitiendo mental o verbalmente:
A través de mi cuerpo, que todos los seres se nutran con esta comida.
A través de mis sentidos, que todos los seres disfruten esta comida.
Que esto ayude a que todos los seres sean libres.
Recompensa:
Este ritual de reciprocidad expresa la natural devoción del YO al YO.
Te entona con el movimiento de manifestación de la vida hacia la liberación
y establece en ti una gran atención a tu interacción con todos los seres ♥
Shambavi Sarasvati

EL SUSURRO DEL ESPIRITU – DEEPAK CHOPRA



Hace varios años, descubrí que cada vez que yo enfrentaba un dilema o un problema, lo mejor que podía hacer era dejar de pensar en él y comenzar a dirigirme al Espíritu de Dios en mí por una solución.

De modo que conseguía un lugar tranquilo, dirigía mi atención a lo interno y entraba al silencio en mi alma. Entonces decía: “Querido Espíritu, dime qué hacer”. Dejaba ir mi ego, mi necesidad de luchar para encontrar una solución y, simplemente esperaba que la solución me fuese revelada.
A veces la solución venía en el silencio y otras, venía como un relámpago en mi consciencia cuando estaba ocupado en algo que no tenía nada que ver con el problema. Yo bien podía estar jugando tenis o viendo a un paciente y, de repente la solución se presentaba como un destello en la pantalla de mi consciencia, tan claramente que sabía sin lugar a dudas qué hacer.

Desde entonces he aprendido que cuando tengo que tomar una decisión importante, sólo necesito aquietar mi mente, poner mi consciencia en la Presencia del Espíritu y hacer las preguntas.
He visto suceder cosas extraordinarias. Y gracias a mi propia experiencia, estoy convencido de que el Espíritu es abstracto y trascendente, pero también tiene un poder organizativo infinito. El Espíritu puede organizar infinidad de espacio, tiempo y acontecimientos para producir el resultado propuesto.

El Espíritu es un Campo de Energía Consciente que conecta todo con todo lo demás y a todos con todos los demás. De modo que me siento maravillosamente bien al saber que sin importar lo que haga, dónde vaya o la situación, circunstancia o dilema, siempre puedo tener mi consciencia en la Presencia del Espíritu.

Deepak Chopra.

No creas…Lao Tse.



No creas que porque meditas silenciosamente estás clarificando tu mente. La claridad de la mente no se alcanza con sólo huir del mundo. Cuando honres a tus padres, ames a tus hijos, ayudes a tus hermanos, seas leal con tus amigos, cuides a tu pareja con devoción, trabajes con alegría y asumas tus responsabilidades; cuando practiques la virtud sin exigirla primero a los demás; cuando, aunque comprendas las verdades supremas, mantengas una forma ordinaria de proceder, entonces —y sólo entonces— habrá claridad en tu mente y sabrás que tu forma de meditar es la correcta -.Lao Tse –

ORDEN…


Soy el Ángel del Orden que entra en tu vida. Aprovecha esta ocasión para ordenar tus ideas; son tantas las que tienes en mente que no sabes por dónde empezar; te falta tiempo para cumplir con las responsabilidades diarias y cuando al final de la jornada llegas a casa cansado y confuso, te das cuenta de que lo importante se queda sin hacer.

Amado mío, voy a ayudarte a organizar tus tareas laborales y personales. Cuando sienta tu llamada sabré que me necesitas y te aportaré la energía del orden y la capacidad de la acción, sabiendo por dónde empezar y cómo continuar. También traigo luz para que veas con claridad en tu interior y te conozcas en profundidad durante tu crecimiento espiritual en esta vida.

Ordena, amado mío, tu mente, tus emociones, tu alma y tu cuerpo. Te entrego la sabiduría para desarrollar y cultivar estas extraordinarias partes de tu ser, elevando tu conciencia y sintiendo el gran amor de Dios.

«EL FRUTO NO SE RECOGE SIN HABER PLANTADO ANTES LA SEMILLA.»