Archivos Mensuales: julio 2011

Los Números Guían



Los ángeles hacen lo mejor que pueden para llamar nuestra atención y comunicarse con nosotros. De esta manera ellos nos ayudan a sanar nuestras propias vidas. Sin embargo, nosotros frecuentemente ignoramos estas señales que nos dan, descartándolas como simples coincidencias producto de nuestra imaginación. Los ángeles dicen: No podemos escribir nuestros mensajes
para ti en el cielo. Tienes que prestar atención y creer cuando veas algunos
patrones formándose en tu vida especialmente en respuesta a algunas preguntas u
oraciones que hayas realizado. Cuando tú escuchas la misma canción repetidamente
o ves la misma secuencia numérica, ¿Quién crees que está detrás de todo esto?
¡Tus ángeles por supuesto!

Tus ángeles normalmente te comunican sus mensajes mostrándote secuencias de números. Ellos hacen esto de dos maneras. Primero, ellos susurran sutilmente a tu oído para que mires justo a tiempo para notar la hora en el reloj ó un número telefónico en una cartelera. Los ángeles
esperan que te des cuenta que estas viendo la misma secuencia numérica repetidamente. Por ejemplo, tú puedes estar viendo frecuentemente la secuencia 111, y parece que cada vez que miras al reloj la hora es 1:11 o 11:11.

La segunda manera en que los ángeles te muestran secuencias numéricas es arreglándoselas físicamente para que, digamos, un automóvil que pasa frente a ti tenga el número de placa específico que tu deseas ver. Aquellos que están enterados de este fenómeno se vuelven adeptos a leer los significados de varios números de placa. De esta manera, los ángeles verdaderamente te darán mensajes detallados. A continuación se describe el significado de varias secuencias
numéricas. Sin embargo, tus propios ángeles te dirán si tu situación tiene un significado diferente para ti. Pregúntale a tus ángeles, ¿qué intentan decirme? y ellos alegremente te darán información adicional para ayudarte a decodificar sus significados numéricos.

000 Un recordatorio de que eres uno con Dios, y de que sientas la presencia del
amor del Creador dentro de ti. También es un signo de que una situación ha
completado un ciclo entero.

111 Observa cuidadosamente tus pensamientos, y asegúrate de pensar solamente en lo que deseas, no en lo que no deseas. Esta secuencia es una señal de que hay una oportunidad abriéndose, y tus pensamientos se están materializando muy rápidamente. El 111 es como el destello brillante de
un flash. Significa que el universo acaba de tomar una fotografía de tus pensamientos y los está materializando. ¿Estas complacido con los pensamientos que el universo ha capturado? Si no lo estás, corrige tus pensamientos (pide a tus ángeles que te ayuden con esto si tienes dificultades observando o controlando tus pensamientos).

222 Nuestras ideas recién plantadas están comenzando a hacerse realidad. Sigue regando y nutriéndolas, y pronto ellas atravesarán el suelo para que así puedas ver evidencia de tu manifestación. En otras palabras, no te rindas cinco minutos antes de que ocurra el milagro. Tu
manifestación pronto va a ser evidente para ti, así que ¡continúa haciendo un buen trabajo! Sigue manteniendo pensamientos positivos, continúa afirmando y continúa visualizando.

333 Los maestros ascendidos se encuentran cerca de ti, deseando que sepas que cuentas con su ayuda, amor y compañía. Llama a los maestros ascendidos frecuentemente, especialmente cuando veas patrones con el número 3 formándose a tu alrededor.

444 Los ángeles te rodean en este momento, reasegurándote su amor y ayuda. No te preocupes, por que la ayuda de los ángeles está cercana.

555 Abróchate el cinturón. Un cambio significativo está a punto de ocurrir en tu vida. Este cambio no debe interpretarse como positivo o negativo, porque los cambios no son más que parte
del flujo natural de la vida. Tal vez este cambio sea una respuesta a tus oraciones, así que continúa visualizando y sintiéndote en paz.

666 Tus pensamientos no se encuentran balanceados en estos momentos, estás muy enfocado
hacia el mundo material. Esta secuencia numérica te indica que balancees tus pensamientos entre el cielo y la tierra. Como en el famoso Sermón de la Montaña, los ángeles te piden que te concentres en el espíritu y el servicio, y sepas que, como resultado de este nuevo enfoque, tus necesidades materiales y emocionales serán satisfechas automáticamente.

777 Los ángeles te aplauden. Felicitaciones, estás en una buena racha. Sigue con el buen trabajo y
da por asegurado que tu deseo se está haciendo realidad. Este es un signo altamente positivo y además significa que esperes por muchos más milagros todavía por ocurrir.

888 Una fase de tu vida está a punto de terminar, y esta es una señal para darte tiempo de prepararte con antelación. Esta secuencia numérica puede significar que una carrera emocional o una fase de una relación se está resolviendo. También significa que hay luz al final del túnel.
Adicionalmente significa La cosecha está madura. No esperes para recoger y disfrutarla. En otras palabras, no retardes tus acciones o el disfrute de tu trabajo.

999 Culminación. Este es el final de una gran fase en tu vida personal o global. Además, esto es un mensaje para los trabajadores de la luz involucrados en el saneamiento de la tierra y significa ponte a trabajar porque la Madre Tierra te necesita ahora mismo.

Anuncios

Los Hijos se van…


 //

Hay que aceptarlos con esa condición, hay que criarlos con esa idea, hay que asumir esa realidad. 

No es que se van… es que la vida se los lleva.

Ya no eres su centro.

Ya no eres propietario, eres consejero.

No diriges, aceptas.

No mandas, acompañas.

No proyectas, respetas.

Ya necesitan otro amor, otro nido y otras perspectivas.

Ya les crecieron las alas y quieren volar.

Ya les crecieron las raíces y maduraron por dentro.

Ya les pasaron las borrascas de la adolescencia y tomaron el
timón.

Ya miraron de frente la vida y sintieron el llamado, para
vivirla por su cuenta.

Ya saben que son capaces de las mayores aventuras, y de la más
completa realización.

Ya buscaran un amor, que los respete, que quiera compartir,
sin temores ni angustias las altas y las bajas en el camino, que les
endulce el recorrido y los ayude en el fin que quieren conseguir.

Y si esa primera experiencia fue equivocada, tendrán la
sabiduría y las fuerzas, para soltarla, así, otro amor les llegará para
compartir sus vidas en armonía.

Ya no les caben las raíces en tu maceta, ni les basta tu abono
para nutrirse, ni tu agua para saciarse, ni tu protección para vivir!

Quieren crecer en otra dimensión, desarrollar su personalidad,
enfrentar el viento de la vida, al asombro del amor y al rendimiento de
sus facultades.

Tienen un camino y quieren explorarlo. Lo importante es que
sepan desandarlo.

Tienen alas y quieren abrirlas. Lo importante es que sean
limpias, de un vuelo alto y de conciencia recta.

Tienen juventud y quieren vivirla. Lo importante es el
corazón sensible, la libertad asumida y la pasión a flor de piel.

Que la rienda sea con responsabilidad, y la formación, llena
de luz.

Tú quedas adentro:

En el cimiento de su edificio.

En la raíz de su árbol.

En la corteza de su estructura

El lo profundo de su corazón.

Tú quedas atrás:

En la estela luminosa que deja el barco al partir.

En el beso que les mandas.

En el pañuelo que los despide.

En la oración que los sigue.

¡En la lágrima que los acompaña!

Tú quedas siempre en su interior, aunque cambies de lugar.

Las Relaciones- Dr. Clarissa Pinkola Estes


A los lobos se les dan muy bien las relaciones. Cualquiera que haya observado el comportamiento de los lobos se habrá dado cuenta de la profundidad de sus vínculos. Las parejas suelen ser de por vida. Aunque se registren conflictos y desacuerdos entre los miembros de la pareja, sus fuertes vínculos les permiten superarlos y conocer juntos duros inviernos, numerosas primaveras, largos paseos, nuevas camadas, viejos depredadores, danzas tribales y cantos corales. La vida instintiva de los lobos se caracteriza por la lealtad y unos vínculos duraderos de confianza y afecto. La integridad de sus relaciones deriva de su sincronización con la antigua pauta de toda naturaleza, el ciclo vida-muerte-vida; o sea: nacimiento, desarrollo, declive y muerte, seguido siempre de un renacimiento. Las cumbres y los valles están simplemente ahí y los lobos los recorren con la mayor eficacia y naturalidad posible. La naturaleza instintiva posee la prodigiosa capacidad de vivir todas las circunstancias positivas y todas las consecuencias negativas sin interrumpir la relación con el Yo y con los demás. El lobo afronta los ciclos de la naturaleza y el destino con buena voluntad e ingenio y con la paciencia necesaria para permanecer unido a la propia pareja y vivir lo mejor que se pueda. Como los lobos y otras criaturas, el alma y el espíritu pueden vivir con muy poco y a veces pueden pasarse mucho tiempo sin nada. Me fascina la forma en que los lobos chocan unos con otros cuando corren y juegan, los lobos viejos a su manera, los jóvenes a la suya, los flacos, los patilargos, los rabicortos, los de las orejas colgantes, aquellos cuyas fracturadas extremidades se soldaron torcidas. Todos tienen su fuerza corporal y su propia belleza. Viven y juegan de acuerdo con lo que son, quiénes son y cómo son. Los lobos llevan unas vidas inmensamente creativas. Toman a diario docenas de decisiones, deciden si ir por aquí o por allá, calculan la distancia, se concentran en su presa, sopesan las posibilidades, aprovechan la oportunidad, reaccionan con fuerza para poder alcanzar sus objetivos. Tienen habilidad para localizar lo escondido, unir sus intenciones, concentrarse en el resultado apetecido y actuar en consecuencia para conseguirlo.

Del libro: “MUJERES QUE CORREN CON LOS LOBOS’