Archivos Mensuales: noviembre 2012

Canción de Cuna. Julie Sopetrán


by acuarela

Del sitio de la poeta…

“La escarcha teje
con un hilo de plata
la manta verde…
El color de la tierra
viste de bruma
Para llevarle al niño
canción de cuna.
El frío del planeta
cala muy hondo;
y en la cocina vieja
ya no hay rescoldo.
La escarcha teje
Con su hilo de plata
la manta verde.
Canción de cuna el sueño
eco sin voces,
añoro aquellos ecos
de los pastores.
Y cuántas cosas, Madre…
canción de cuna
se han quedado perdidas
entre la bruma.
La escarcha teje
un vestido de encaje
para los verdes.
En las noches de invierno
tú me cantabas,
en tus brazos ardían
todas las llamas.
¡Ay! Cuántas mantas
eran primero verdes
y… ¡luego blancas!”

(C)Julie Sopetrán 2000

Anuncios

¿De dónde viene el lado negativo…?


Un grupo de discípulos le preguntó una vez a su maestro Zen: ¿De dónde viene el lado negativo de nuestra mente?. El maestro se retiró un momento y enseguida reg
resó con un gigante lienzo en blanco. En medio del lienzo había un pequeño punto
negro.
¿Qué ven en este lienzo? preguntó el maestro. Los discípulos respondieron, un pequeño punto negro. El maestro dijo: Ese es el origen de la mente negativa. Ninguno de ustedes ve la enorme extensión blanca que lo rodea.

Angeles…


Toma siempre las cosas positivas de la Vida,
si sòlo ves el lado oscuro de las cosas no esperes
atraer nada bueno…deja que tu Amor fluya libremente
y en abundancia, si logras crear Paz, Armonìa y Belleza a tu alrededor estaràs cumpliendo tu misiòn…estàs aquì para manifestar la Perfecciòn y el Amor de Dios. Mañana al abrir tus ojos recuerda de comenzar el dia mirando el lado Luminoso de cada cosa…haz la prueba y veràs que resultado!!!
Eres Amado y Bendecido Siempre.

AGUILA Y LEONA


   
A Silvia Paglioni en su cumpleaños
Azorado desde mi altura,
contemplo a la fiera leona,
medio siglo de lucha dura,
es la medalla que la jalona.
Ay quien su coraje tuviera,
para pelearla sola en el suelo,
sin contar cuando quisiera,
mi refugio seguro del vuelo.
Es que a ella nadie se anima,
por rebelde, madre y salvaje,
hasta Luzbel pierde su inquina,
si su rugir truena el ramaje.
Y la veo perseguir utopías,
cuyo fin recelo contarle,
me callo y la sigo vigía,
por si acaso debo ayudarle.
Su enfado no oses provocar,
es terrible la leona mi amigo,
pero goza y sabe tanto del dar,
que es la gloria vivir a su abrigo.
Por eso conservo mis alas,
 y me acerco y alejo a mi antojo,
disfruto de sus tiempos de gala,
 y eludo su tiempos de enojo.
Pues se como pocos al mundo,
 el corazón coraza que esconde,
 capaz de amores profundos,
 que con amor al odio responde.
  Enrique Momigliano
Buenos Aires,  2 de noviembre de 2012
Comparto con todo mi amor para la madre, para mi mentora y amiga!